Así cenarán las estrellas la noche de los Oscar

Todos los platos que se servirán
La selección de aperitivos durante el cóctel contará con cinco , entre ellos el plato clásico de Puck, la pizza de salmón ahumado con caviar, además de patatas nuevas asadas con caviar y crema fresca, hamburguesas de ternera Kobe con gorgonzola y cebollas caramelizadasy mini rollitos de primavera vietnamitas y samosas (empanadillas de carne y verdura) con tamarindo glaseado.

La cena se iniciará con decorados platos de aperitivos (cuatro por mesa) de alcachofas trufadas, salmón ahumado en pan cortado con la forma de un Oscar, brochetas de queso de cabra y pimientos asados o de tomates aliñados y albahaca, champiñones aliñados, espárragos con prosciutto y una ensalada de verduras.
Antes del plato principal, se servirá una tacita de sopa fría de patatas y puerros con caviar.

Cada plato principal presentará dos creaciones: costillas de ternera Kobe cocinadas lentamente (procedentes de la Hacienda Snake River en Idaho) sobre un puré de calabaza Kabocha; y langosta de Maine en croute (envuelta en hojaldre marcado con el número 77, por ser la presente edición de los Oscar) con trufas negras francesas, salsa de langosta y una pizca de aceite de trufa. Una combinación de diferentes verduras redondeará el plato.
Wolfang Puck y un equipo de cinco chefs atenderán, además, cualquier pedido en el momento, como pollo, platos vegetarianos, etc.

El postre, estrella de la noche
El toque final lo pondrá la chef de repostería Sherry Yard con un postre inspirado en la decoración de la bóveda del techo del gran salón donde se celebra el Baile del Gobernador: una creación compuesta por pastel de almendras y crema de café de seis capas rodeada de pedacitos de azúcar glasé y almendras. La parte superior del pastel, bañada con una capa sólida de chocolate dulce y amargo delgada como un gofre, estará rematada por una guirnalda de salsa de mousse de chocolate. Una capa dorada de fundente, con la silueta de un Oscar en el centro, coronará la cima de cada postre. Y, por supuesto, no faltarán los tradicionales mini Oscars de chocolate sólido bañados en oro de 24 quilates que se darán como regalo de despedida a cada uno de los invitados (la Academia de Hollywood guarda bajo llave el molde con el que se hacen las estatuillas para que no haya reproducciones).

Más sobre: