Penélope Cruz causó sensación en la XIX edición de los Goya

Tras dos años en los que las reivindicaciones de tipo político primaron sobre el objeto real de los Goya, esto es la celebración de la magia del cine en su máxima expresión, la alfombra roja del Palacio Municipal de Congresos se volvió a vestir de luces en una noche en la que hubo una estrella que brilló con luz propia, Penélope Cruz.

Un vestido espectacular
Recién llegada de París la actriz deslumbró por su belleza y glamour con un vintage de alta costura de Chanel negro de muselina y falda bordada en tul haciendo efecto de plumas, un vestido espectacular a la altura de la ocasión, con el que nuestra intérprete más internacional demostró por qué ocupa siempre los primeros puestos de las listas de las más elegantes.

Penélope lució además unos pendientes en forma de lágrima pavé de 302 brillantes y anillo "Golden Diamond" de la firma Chopard, la misma que eligió su hermana Mónica -que llevó pendientes y anillo de amatistas de la colección Rainbow y pulsera de oro blanco de la colección Strada- a juego con el escotado diseño de Juanjo Oliva.

Más sobre: