Sorpresas y emoción en la gran noche del cine español

La XIX Ceremonia de entrega de los Premios Goya estuvo llena de emoción y también de algunas sorpresas. La velada incluyó actuaciones musicales y también originales referencias a Don Quijote, en la conmemoración de su cuarto centenario.

Como decíamos, no faltó la emoción de los premiados, y especialmente la del Goya de honor, José Luis López Vázquez, quien recogió la estatuilla con el auditorio aplaudiendo en pie. La primera persona a quien mencionó en su discurso de agradecimiento fue al recientemente fallecido Agustín González, con quien compartía escena en la obra "Tres hombres y un destino".

'Un premio en activo'
Un premio que le llega al actor de 82 años y con 238 películas en su currículo "cuando tiene que pasar" y que se define a sí mismo como "ponderado y consecuente". "Me alegro de haber llegado a tiempo y con una obra de teatro y una película en cartel. Es un premio en activo". Llegó al cine en su condición de dibujantes, figurinista y escenógrafo, hasta que un día alguien comentó que "actuaba bien". Comenzó su carrera en el teatro María Guerrero de Madrid y en 1951 debutó en el cine en "Esa pareja feliz", dirigida por Bardem y Berlanga. Desde entonces se ha mostrado como un actor versátil, capaz de dominar la comedia y el drama, el teatro o la gran pantalla.

Y también hubo alguna sorpresa en la ceremonia, como la aparición de Bibiana Fernández sobre un caballo acompañada por su Sancho particular, Florentino Fernández, o la actuación musical de Victoria Abril, previa a la entrega del premio al mejor guión original, que no dejó indiferente a nadie.

Más sobre: