Pamela Anderson y Stephen Dorff, juntos en el Festival de Sundance

El Festival de Sundance se ha convertido en el principal escaparate del cine independiente, donde grandes productoras fichan nuevos talentos y se cumplen los sueños de jóvenes realizadores. Pero además reúne cada año en la localidad de Park City, en Utah, a numerosas estrellas de Hollywood, algunas llegadas para promover el evento, como Paris Hilton, que se dejó ver en la fiesta posterior a la proyección de Rize; otras para disfrutar del buen cine o para recibir premios, como Kevin Bacon, que ha sido distinguido en esta edición con el galardón 'Ray Ban' en su debut como director en la película Loverboy, protagonizada por su esposa Kyra Sedwick y sus hijos; y muchas más para mostrar sus propuestas alejadas del cine comercial.

Este último es el caso de Robert Downey Jr. y Michael Keaton protagonistas del filme dramático Game 6, escrito por Don DeLillo; Pierce Brosnan, quien presentó su último trabajo rodado en México, Matador, del realizador Richard Shepard y en la que el actor inglés se mete en el papel de un asesino a sueldo con una crisis existencial; Naomi Watts con Chevy Chase.

Fiestas nocturnas
Paralelamente al concurso oficial se celebran fiestas y otros eventos en los que las estrellas se divierten, conversan y en ocasiones como la que nos ocupa recaudan fondos con fines benéficos. En esta ocasión las estrellas que se dejaron ver, entre otras, fueron Pamela Anderson y Stephen Dorff, quienes llegaron con un chupa chups cada uno en su mano. Tras ser perseguidos durante semanas por los pararazzi para obtener una foto de ellos juntos, la pareja ha dejado de ocultarse, y tras asistir a un partido de Los Lakers en Los Ángeles, estamparon su firma en un Chevrolet que posteriormente sería subastado con fines benéficos y asistieron a la fiesta celebrada tras la proyección de la película Rize.

El Festival de Sundance, que ofrece este año dos nuevos certámenes internacionales, uno dedicado a películas independientes y otro a documentales, exhibirá 120 películas, entre las que destaca un notable aumento de la presencia del cine hispano.

Más sobre: