Brad Pitt y Jennifer Aniston continúan su vida por separado

Brad Pitt y Jennifer Aniston continúan con su vida cada uno por separado. Tras el anuncio el pasado 7 de enero de su ruptura matrimonial, la que fuera una de las parejas más admiradas de Hollywood en los últimos siete año, intenta ahora hacer borrón y cuenta nueva. Mientras Jennifer comenzó el rodaje de su nuevo filme Friends with money a las órdenes de Frances McDormand, el protagonista de Troya viajó a Japón para promocionar Ocean’s Twelve, tal y como informamos hace unos días. A su regreso de Tokio, el actor, quien al parecer sigue luciendo su alianza de casado, participó en un telemaratón a favor de las víctimas del Tsunami, mientras que su todavía esposa, que ha trasladado su residencia a casa de su peluquero, se ha refugiado en el trabajo de lleno. Recientemente Jennifer fue fotografiada en un descanso del rodaje mientras realizaba unas compras; casi al mismo tiempo Brad Pitt fue visto en un restaurante de Los Ángeles en compañía de un grupo de amigos. Una vez finalizado el almuerzo, y poniendo una sonrisa a todos aquellos que le reconocieron, el actor abandonó el establecimiento en su moto.

Casi tres semanas después del anuncio de la ruptura, siguen las especulaciones sobre los motivos de la misma. Por un lado, Angelina Jolie ha negado estar implicada afirmando que para Brad Pitt sólo fue un hombro sobre el que llorar y por otro se apunta al deseo del actor de ser padre, un deseo que por otro lado, se dice no compartía su esposa, más interesada en dedicarse a su carrera cinematográfica.

Añadiendo más leña al asunto, la revista británica Closer afirma que Jennifer, ante la posibilidad de perder a su marido por la negativa de tener un hijo, planeó darle una sorpresa el día de su 41 cumpleaños (el pasado 18 de diciembre). Quería regalarle una prueba de embarazo con una nota en la que quedara claro su disponibilidad para ser madre. "Ahora estoy lista para tener un bebé", decía la supuesta nota que Jennifer planeaba entregarle cuando él estuviera en Londres promocionando Ocean’s Twelve, ya que en ese momento ella estaba rodando Derailed, pero al parecer decidió suspenderla cuando Brad le hizo entender que ya no la amaba".

Más sobre

Regístrate para comentar