Brillante entrega de los premios Globo de Oro en Hollywood

Dicen que los Oscar son el negocio y los Globo de Oro, el ocio, la verdadera fiesta del cine americano. Considerados por muchos como la antesala de los primeros, como el verdadero termómetro de lo que podría ocurrir el próximo 27 de febrero, los premios que promueven la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood celebraron su 62ª edición con un universo de estrellas y todo el glamour propio de la meca del cine. La alfombra roja del lujoso hotel Beverly Hilton, engalanado para la ocasión, acogió a numerosos rostros conocidos del espectáculo, muchos de los cuales se marcharon a casa con un premio bajo el brazo. Fueron galardonadas un total de veinticuatro categorías repartidas entre cine y televisión y entre los candidatos había nombres tan conocidos como los de Clint Eastwood, Martin Scorsese, Javier Bardem, Liam Neeson, Leonardo DiCaprio, Johnny Depp, Jim Carre, Nicole Kidman, Scarlett Johansson, Ashley Judd, Renée Zellweger, Kate Winslet, Cate Blanchett o Natalie Portman.

Y si es cierto que son el baremo más fiable para medir lo que sucederá en los Oscar, la película Mar adentro está ya un paso más cerca de alzarse con la preciada estatuilla dorada al conseguir el Globo de Oro a la mejor película en lengua extranjera. Alejandro Amenábar recibió el premio de manos de Scarlett Johansson y felicitó a su protagonista, Javier Bardem, al que se refirió como "un genio como actor y un ángel como persona". Sin embargo, el actor español, el único no anglosajón candidato al premio al mejor actor de drama, se quedó sin galardón, que fue para Leonardo DiCaprio, por su interpretación del magnate Howard Hughes en El aviador.

La estrella de Titanic, que había optado a los Globo de Oro en tres ocasiones anteriores (en 2003 por dos películas Gangs of New York y Atrápame si puedes) se perfila así como uno de los grandes favoritos al Oscar, un premio, que hasta el momento se le ha resistido -estuvo nominado en 1994 por ¿A quién ama Gilbert Grape? y desde entonces la Academia de Hollywood le ha ignorado-. Precisamente el filme de Scorsese se adelantó al resto en el marcador -sin ser una noche en la que hubiese un gran triunfador, ya que estuvo muy repartida- con tres premios, el ya citado a Leonardo DiCaprio, a la mejor banda sonora para Howard Shore y al mejor drama.

Más sobre: