Brad Pitt y Jennifer Aniston, cada uno por su lado

Jennifer abandona su casa
Al parecer la estrella de Friends ha abandonado el domicilio conyugal, una magnífica mansión valorada en 14 millones de dólares en cuya restauración participó muy activamente su marido, uno de cuyos más apasionados hobbies es la arquitectura, para refugiarse en casa de su peluquero y estilista, Chris McMillan, a quien conoció hace diez años en el plató de la serie que la ha dado fama y que incluso la peinó el día de su boda. "Ha sido en numerosas ocasiones un hombro sobre el que llorar para ella, y ahora no iba a ser menos", cita una fuente a un rotativo británico.

Por su parte, el actor aterrizó en el aeropuerto internacional de Narita , donde fue recibido con gran expectación. Aunque se mostró sonriente y sereno, se negó a hablar de su actual situación y para evitar preguntas indiscretas sólo se permitió la entrada a la rueda de prensa de los medios locales, y siempre bajo la condición de que no se hiciera ninguna pregunta personal. Haciendo caso omiso de estas indicaciones, un osado reportero le preguntó cómo se sentía "al regresar al mercado de solteros". Él sólo esbozó una ligera sonrisa, pero George Clooney, compañero y gran amigo de Pitt, que ya no lleva la alianza matrimonial que él mismo diseñó, contestó contundente: "Debería darte vergüenza".

Más sobre: