Brooke Shields, una madre feliz con su hija Rowan

Brooke Shields acudió con su hija Rowan, de diecisiete meses, a la ceremonia de encendido de un árbol navideño en Broadway, donde actualmente está preparando el musical Una ciudad maravillosa. Desde la llegada de la pequeña, la actriz disfruta de una nueva etapa en su vida y procura separarse de ella lo menos posible.

Tras los pasos de mamá
Tanto es así que, según comentó en una reciente entrevista, lleva a Rowan a los ensayos de la obra y la niña, tras los pasos de su madre, sigue la música con "un bailecito tambaleante y muy gracioso" mientras la observa entre bambalinas.

Brooke ha asegurado también que la maternidad le ha ayudado a apreciar su profesión: "Me di cuenta de que sentirme bien en mi trabajo es algo positivo, lo encuentro igual de válido si me estoy divirtiendo, no tengo que estar sufriendo para que el producto sea bueno ni para que sea artístico" y la ha vuelto más consciente de lo importante que es ser feliz: "Cuando se es más joven, soltera y actriz, hay una especie de angustia alrededor de todo eso, al tener un hijo, una se da cuenta de que la vida realmente empieza ahí y que todo esto de la interpretación es simplemente una ventaja adicional".

Más sobre: