Entrevistamos a Angelina Jolie:'No me sentiría bien con el dinero si no fuera generosa con él'

Vive para y por su hijo Maddox, al que adoptó hace dos años y medio, y siente ahora más pasión por su trabajo como embajadora de buena voluntad de la ONU que por el mundo de las estrellas de Hollywood. Prueba de ello es que dedica gran parte de su tiempo a sus actividades solidarias viajando a lo largo y ancho del globo, especialmente desde su separación de Billy Bob Thornton.

La experiencia de la maternidad ha sido tan enriquecedora que ha decidido repetir adoptando hace unas semanas a Gleb, un bebé ruso de siete meses. Angelina Jolie, está hoy lejos de las extravagancias que un día marcaron su vida y la convirtieron en una de las actrices más controvertidas de Hollywood, pero no ha perdido su afición a la provocación. Enigmática, seductora, misteriosa y decidida, sus más recientes declaraciones sobre sus romances, la distante relación con su padre, Jon Voight, o los dos tatuajes con el nombre de su ex marido que ha borrado de su cuerpo, tiene otros quince, no han dejado a nadie indiferente en la meca del cine.

Con un Oscar logrado por ‘Inocencia interrumpida’ y después de haber mostrado su elástica anatomía convertida en la heroína Lara Croft, la actriz ha probado con los dibujos animados en ‘El espantatiburones’, dando voz a una femme fatale de los fondos marinos, se ha puesto un parche en el ojo para adentrarse en la futurista ‘Sky Captain y el mundo del mañana’ con Jude Law y Gwyneth Paltrow y se ha convertido en la madre de Alejandro Magno a las órdenes de Oliver Stone en ‘Alexander’. ð En plena promoción de las dos últimas, tras haber reconocido que con Colin Farell vivió una "relación pasajera" en el rodaje de ‘Alexander’, y mientras se especula sobre su deseo de alejarse del cine ("Haré menos películas en los próximos años y probablemente más trabajo con las Naciones Unidas, más tiempo con mis hijos, es decir, vivir más, quiero tener una vida plena y no gastar cada minuto de mi tiempo en este negocio"), Angelina sigue cumpliendo a rajatabla la máxima que rige su existencia: vivir intensamente cada día que pasa.

Más sobre

Regístrate para comentar