Leonardo DiCaprio celebró su treinta cumpleaños con una gran fiesta

El pasado 11 de noviembre Leonardo DiCaprio cumplió treinta años. Y para celebrar fecha tan señalada organizó una gran fiesta -es famoso por las reuniones que organiza junto a su amigo Tobey Maguire- en el club Prey de Hollywood a la que asistieron sus más allegados. Aunque entre los invitados se encontraban por ejemplo Sean Stewart y Rachel Hunter, hijo y ex mujer de Rod Stewart respectivamente, o el miembro del grupo Backstree Boys, Kevin Richardson, la expectación se produjo con la llegada de su novia, Gisele Bundchen. Semanas atrás volvieron a surgir los rumores sobre un posible distanciamiento de la pareja, especulaciones que surgieron cuando la modelo acudió sola al estreno de la película Taxi, que ha supuesto su debut cinematográfico, y que quedaron acalladas cuando acompañó a su novio poco después a la entrega de los premios del Festival de Cine de Hollwyood.

Celoso de su vida privada, él no desmiente ni confirma nada. Sólo se limita a decir que la mujer con la que se case tiene que parecerse a su madre y a su abuela, a quienes califica como sus dos "grandes amores". Mi pasión es la interpretación", afirmó recientemente en una entrevista publicada en Vanity Fair, "si volviera a nacer sería de nuevo actor".

El actor, a quien pronto veremos de nuevo en la gran pantalla interpretando al magnate Howard Hughes en Aviator, el filme que le ha vuelto a unir a Martin Scorsese después de Gangs of New York, acaba de adquirir una casa en Las Vegas, la ciudad que un día enamorara al empresario al que ahora da vida en la ficción. Se trata de dos apartamentos juntos en el piso 33 de las Torres Panorama que están valorados en más de un millón de euros.

Más sobre: