Las espectaculares imágenes de Nicole Kidman protagonizando un anuncio de 'Chanel'

Una actriz rubia, icono de una época, mito artístico y sensual, inmortalizó en 1955 el perfume más famoso cuando un osado periodista le preguntó que se ponía para dormir. "Sólo unas gotas de Chanel nº 5", contestó Marilyn Monroe, que por aquel entonces contaba 28 años (nunca llegó a ser imagen oficial de la firma) Hoy, medio siglo después, otra gran estrella de Hollywood toma el relevo. Nicole Kidman protagoniza la nueva campaña de Chanel nº 5 a las órdenes de otro australiano, Baz Luhrmann, quien ya llevara a la actriz al glamouroso París del Moulin Rouge y a la primera nominación al Oscar -que terminaría ganando al año siguiente con Las horas-.

La actriz firmó un millonario contrato en 2003 (se dice que ha cobrado unos 4 millones de euros) pero sus compromisos profesionales le obligaron a posponer el rodaje, que finalmente tuvo lugar en Sydney durante cinco días. Bajo el título Cerca de casa el spot es una película en sí misma. Jacques Helleu, director artístico de la casa, quería llegar aún más lejos con la imagen de esta fragancia. Hace un año se fue a Los Ángeles a ver a Nicole Kidman. En la cita había dos agentes y dos abogados al lado de la actriz. La entrevista duró una hora. Entre esa reunión y el primer día de rodaje en Australia, transcurrieron diecinueve meses. Como decíamos, el rodaje duró cinco días, pero exigió de muchísima preparación. Pruebas de vestuario con Karl Lagerfeld en París y también en Londres. El diseñador creó cinco vestidos especialmente para ella, así como una cinta larga de diamantes que cae hacia la parte inferior de la espalda y termina con una placa adornada con un número 5, hecha también con diamantes (se dice que las joyas que luce están valoradas en 40 millones de dólares). Tres personas de Chanel Joyería viajaron hasta Australia para ajustar la famosa joya. Es la única referencia clara del perfume en este filme, en el que no se muestra el frasco.

Dos espectaculares vestidos
Dos de los modelos más importantes que luce Nicole son un vestido débardeur en tul de seda rosa pálido bordado con una cascada de plumas de avestruz confeccionado por los talleres de alta costura de Chanel. Más de diez personas trabajaron en el traje, que ha requerido setecientas horas de trabajo, de las cuales trescientos cincuenta se dedicaron a los bordados de cristales plateados y plumas de avestruz.

Respondiendo a las necesidades de producción de Luhrmann, Chanel tuvo que confeccionar en un tiempo récord dos copias del mismo. El segundo vestido no fue entregado por los talleres hasta unos minutos antes de que llegara el transportista responsable de llevar los vestidos a Australia para el rodaje.
El otro es una creación en terciopelo negro que muestra el citado collar de diamantes. La joya tenía que verse de la mejor manera posible, pero Nicole quería que el escote fuera muy sexy. Por ese motivo, los talleres tuvieron que rectificar tres veces el vestido.

Más sobre

Regístrate para comentar