La viuda de Christopher Reeve cuenta cómo fueron las últimas horas de vida del actor

La viuda de Christopher Reeve, ha hablado por priemera vez de las últimas horas que pasó junto a su marido. En una emotiva y sincera carta difundida en la página web del actor, Dana agradece las muestras de cariño llegadas de todas partes del mundo tras el fallecimiento de su marido el pasado 10 de octubre tras nueve años postrado en una silla de ruedas. "Dicen que murió de un fallo cardíaco y se que técnicamente es un diagnóstico preciso. Pero no me parece la descripción adecuada porque nadie tenía un corazón más fuerte, más grande, más lleno y combativo que el suyo", afirma. "Christopher tomó la decisión de vivir y la vida que escogió fue dura, llena de retos diarios", afirma recordando los continuos intentos del actor por volver a caminar, una lucha que intentó infundir en otros con su mismo problema a través de la fundación que lleva su nombre.

En el mensaje, Dana cuenta también como fueron las últimas horas de vida de su marido. Ese mismo día Christopher había comentado que sus heridas (las escaras propias de su cuerpo inmóvil) estaban peor, pero "no era una queja", afirma Dana. "Más tarde, esa misma noche, debilitado por la infección y otras muchas enfermedades que acompañan una parálisis, su cuerpo le abandonó". El mítico Superman entró en coma, pero no sin antes haber disfrutado esa jornada de todas las cosas que más le gustaban. Asistió a un partido de hockey con su hijo Will, vio el partido de los Yankees y cenó su plato preferido, pavo. También hizo varias llamadas, entre ellas al candidato a la Casa Blanca John Kerry, además de a su esposa, que se encontraba en California. "El mundo le ha descrito como Superman. Para mi era un marido amante, un compañero, un confidente. Para sus hijos, Matthew, Alexandra, Will, era papá, divertido, listo, cálido, sabio, firme, decisivo, con valor y dispuesto a servir de apoyo".

Más sobre: