La romántica boda de Gena Lee Nolin, protagonista de Los vigilantes de la playa

Gena Lee Nolin, de treinta y dos años, la inolvidable intérprete de Neely Capshaw en Los vigilantes de la playa, y Cale Hulse, de treinta, se han casado en una romántica ceremonia celebrada en el hotel Royal Palms Resort and Spa de Phoenix, Arizona. Cale es el tercer marido de Gena, quien se casó por primera vez cuando tenía diecinueve años (‘un error de juventud’ ,confiesa). Fue un breve matrimonio que duró sólo un mes. En 1993 volvió a casarse con Greg Fahlam, que al mismo tiempo se convirtió en su representante. Se divorciaron en 2000 y tienen un hijo, Spencer, de siete años.

Cale Hulse es jugador profesional de hockey sobre hielo de Los Coyotes, de Phoenix. Es originario de Vancouver. Gena es de Minnessota, pero se trasladó a Las Vegas cuando estaba en el último año de instituto. La popular actriz saltó a la fama mundial interpretando, como decíamos, a Neely Capshaw, la chica mala de Los vigilantes de la playa. Animada por sus amigas, Gena se presentó y ganó el concurso ‘Miss Las Vegas’ y se embarcó en una lucrativa y exitosa carrera como modelo. En 1994 debutó en televisión al conseguir un papel como modelo en ‘The Price is Right’. Después trabajó en diversos programas de la televisión estadounidense, pero su carrera no despegó definitivamente hasta que logró el papel en Los vigilantes de la playa.

’Nos conocimos el año pasado’
—¿Cuándo os conocisteis Cale y tú?
El año pasado. Nos presentaron unos amigos comunes que pensaban que nos llevaríamos muy bien, pero, sinceramente, yo en aquel momento no buscaba a nadie. Greg y yo rompimos el año dos mil y estaba bastante feliz con mi soltería. Evidentemente, no había descartado conocer a alguien, y supongo que pensaba que algún día ocurriría. Ya sabes, esas historias que oyes sobre la gente que vuelve a conocer el amor, pero yo no lo buscaba.

—¿Cómo fue vuestra primera cita?
Acudí a conocer a Cale, pero decidí que sólo tomaríamos un café y no iríamos a cenar, porque no quería perder el tiempo con una cena si él no me gustaba. Pensé que le conocería y si me causaba una buena impresión, entonces podíamos salir a cenar. Así que fuimos a Starbucks y tomamos un café. Al acabar dijimos: ‘¿Vamos a cenar?’. Y respondimos: ‘¿Qué tal mañana por la noche?’. ¡Y Así empezó todo!

Cale tiene una hija
—¿Cómo es la relación entre Cale y tu hijo?
Yo había sido cautelosa sobre mantener una relación, porque si eres madre deber tener cuidado. Spencer, mi hijo, era mi prioridad número uno. Así que, aunque me gustó Cale desde el principio, me lo tomé con calma y pasó algún tiempo antes de que me sintiera preparada para que se conocieran. Me decía a mí misma: ‘No te enamores de él a menos que estés segura de que encajará en nuestras vidas’. Y lo hizo. Spencer y Cale son como dos gotas de agua. Les encanta jugar juntos, hacerse mimos, hacer los deberes, y ahora que Spencer tiene siete años, está aprendiendo a jugar al hockey; es estupendo. Spencer es lo bastante mayor como para saber que Cale es su padrastro. Le parece fantástico tener dos padres, aunque Cale nunca intentaría ocupar el lugar de Greg.

Más sobre: