Jennifer López, radiante y feliz, junto a su marido en el estreno de su última película

Jennifer López y Richard Gere, la pareja de baile más cotizada de la gran pantalla, presentaron en Nueva York su nueva película Shall We Dance?, dirigida por Peter Chelson y que pretende convertirse en uno de los estrenos de más éxito de la temporada. La actriz latina ha cobrado por el filme la respetable cantidad de doce millones de euros, que se sumarán a la fortuna amasada por la artista en los últimos años. No en vano acaba de coronarse como la mujer más rica de Hollywood, según la lista publicada por la revista Fortune.

Al estreno, celebrado en el Paris Theatre de Nueva York, la atractiva pareja de cine acudió acompañada por sus respectivos esposos. Richard Gere compartía miradas cómplices y gestos de cariño con su mujer, Carey Lowell ante los falshes de los fotógrafos. No ocurrió lo mismo con Jennifer López y Marc Anthony, quienes si bien fueron vistos de la mano muy sonrientes a la salida de su hotel en la Gran Manzana, una vez más no se dejaron fotografiar sobre la alfombra roja del Paris Theatre. Al parecer, la empresa encargada de la imagen de la diva latina la ha aconsejado no mezclar a su esposo en la promoción de sus trabajos cinematográficos.

Tanto para Jennifer López, como para Richard Gere este largometraje ha supuesto una vuelta a sus orígenes artísticos. En el caso de la actriz latina, que da vida en la cinta a una profesora de bailes de salón, demostró que era una excelente bailarina en los comienzos de su carrera; en el caso de Gere, cuando era joven protagonizó en Broadway varios musicales y más recientemente demostró en el número de claqué de la película Chicago que es un ágil bailarín.

Junto a ellos también acudió Susan Sarandon, la otra protagonista de esta historia de amor. La veterana actriz da vida a la esposa de Richard Gere, un contable aburrido de su matrimonio en la película.

Más sobre: