Pierce Brosnan y Nieves Álvarez protagonizan el anuncio de Navidad más esperado

Nieves Álvarez y Pierce Brosnan... ¿Alguien imagina pareja más atractiva? Difícilmente. Ambos poseen fuerza, carisma y personalidad. Tal vez, por eso Freixenet les ha reunido para rodar el esperado anuncio que inaugura, año a año, las Navidades.

Se encontraron en Barcelona y, durante tres días, trabajaron por hacer de las burbujas símbolo de felicidad. Entre toma y toma ofrecieron una rueda de prensa aunque, prudentes, no quisieron desvelar el secreto del argumento mejor guardado de la pequeña pantalla.

"Nieves es... ¡¡¡bellísima!!!"
Pierce Brosnan recordó, con cierta nostalgia pero feliz por las expectativas de futuro, sus tiempos como agente 007: "Era un personaje que me permitía muchas cosas, todo son buenos recuerdos, pero sobre todo me ha permitido hacer lo que realmente quería que es lo que hago ahora, llevar a cabo mis propios proyectos de producción". Feliz ante los nuevos retos profesionales que se le presentan, el actor no dudó en enumerar sus futuros proyectos: "Con mi productora vamos a llevar a cabo una película en México, en la que mi personaje tiene un ataque de nervios. ¡Cómo me ha gustado realizarla!".

Entre película y película aún dispone de tiempo para rodar spot. "En fin, lo hago porque, entre otras razones, tengo que pagar el colegio de mis hijos". Y se ríe feliz. Como buen gentleman se deshizo en halagos hacia su compañera de rodaje, Nieves Álvarez: "Nieves tiene un encanto especial... Está muy contenta consigo misma y eso es muy positivo. ¡Es bellísima! Me gustan mucho sus ojos... Su cara".

"Ha sido estupendo trabajar al lado de un actor como él"
Por su parte, la modelo después de la experiencia, la modelo declaró: "Ha sido muy fácil trabajar con él. Es un gran seductor y también un gran compañero de rodaje. Ha sido estupendo trabajar al lado de un actor como él". Lo que ninguno quiso desvelar fue el argumento del spot. Nieves, como siempre educadísima con los medios y muy atenta, afirmó: "No os puedo adelantar nada, pero es una bonita comedia. Desde el principio al fin todos los detalles han sido muy trabajados y llevo un vestuario fantástico de Elena Benarroch, que ya veréis".

Estas Navidades todos tenemos una cita: un brindis en el que dos grandes profesionales brindan, frente a frente, por la paz del mundo.

Más sobre: