No sería de extrañar que Apple, la hija de Gwyenth Paltrow y Chris Martin decidiera un día dedicarse al mundo del espectáculo. Y es que tener a estrellas de cine y la música como padres está haciendo que la pequeña crezca entre focos y micrófonos. La protagonista de Shakespeare enamorado no quiere separarse de la niña ni un instante y por ello se la lleva allí adonde va, aunque sea a un plató de televisión a promocionar una película, tal y como ocurrió recientemente. Gwyneth acudió al programa de Conan O’Brien para hablar de su nuevo filme, Sky captain and the world of tomorrow con Apple en brazos. Claro que la niña, que guarda un gran parecido con su padre, se quedó entre bastidores con su niñera mientras su madre contestaba a las preguntas del entrevistador.

En los próximos meses, y tras alejarse un tiempo de las pantallas durante su embarazo y los primeros meses de Apple, la actriz regresará a las pantallas. Además de otros proyectos, la actriz ha aceptado una aparición de tres minutos cantando en el tema de Peggy Lee Whats is this thing called love en la película Every word is true por una cantidad que ronda los tres millones de euros convirtiéndose en la intérprete mejor pagada de la historia por un papel tan breve.

’Aún no hemos decidido donde va a ir al colegio Apple’
Gwyneth afirmó hace unos días que está deseando regresar a España para que ‘sus padres españoles’ (así se refiere a la familia con la que vivió en Talavera de la Reina cuando vino a nuestro país cuando era una adolescente por un intercambio cultural) conocieran a su hija Apple. Y en una reciente entrevista señaló: "Nunca había sido tan feliz. Todo es mágico cuando encuentras a la persona indicada y tienes un bebé. Me siento llena, completamente feliz", "He sido afortunada porque Apple es muy dormilona, desde que tenía seis semanas ya dormía varias horas sin despertarse. Así que me ha ido bien. Ahora le están saliendo los dientes y le ha dado por abrir los ojos a las cuatro de la madrugada. Esto resulta un poco duro", añadió.

Respecto a su relación con Chris Martin, se mantuvo discreta: "A Chris no le gusta que hable mucho de él ni de nuestras vidas privadas. Creo que a él le importa eso más que a mi, pero se lo respeto. Una relación es algo complejo y si todo el mundo se mete, pues es una locura".
En cuanto a Apple, que está creciendo entre Londres y Nueva York, afirmó: "Tiene un pasaporte norteamericano y uno británico con su cara redonda de bebé. Creo que vamos a pasar mucho tiempo en Nueva York. Aún no hemos decidido dónde va a ir al colegio, pero intuyo que va a ser aquí, en Nueva York. No se, hay que esperar a ver como sale todo. Como viajamos tanto es difícil saberlo".

Más sobre

Regístrate para comentar