Cita de estrellas en la 56ª edición de los premios Emmy

El Shrine Auditorium de Los Ángeles se vistió de gala para celebrar la 56ª edición de los premios Emmy, galardones con los que se reconoce lo más destacado de la programación televisiva estadounidense. Las estrellas de la pequeña pantalla se convirtieron en protagonistas de excepción de una intensa velada en la que el glamour convivió con la alegría y la emoción de los premiados.

Sorpresas y emoción
La fiesta de la televisión estadounidense se convirtió también en la gran noche de dos producciones. Por un lado Los Soprano que tras cinco nominaciones en ediciones anteriores, fue coronada por fin como la Mejor Serie Dramática (además Michael Imperioli y Drea de Matteo, consiguieron galardón como Mejor Actor de Reparto y Mejor Actriz de Reparto) impidiendo que El ala oeste de la Casa Blanca sumara el quinto premio consecutivo en esta categoría (el año pasado equiparó al conseguido hasta ese momento por Canción triste de Hill Street, premiada del 81 al 84, ambos inclusive).

Y por otro Angels in America, miniserie adaptada de la obra teatral de Tony Kushner -ganador del premio Pulitzer- sobre la crisis del sida en las década de los ochenta, que se alzó con siete estatuillas -Mejor Miniserie, Mejor Actor y Actriz de miniserie o película para Al Pacino y Meryl Streep, Mejor Actor y Actriz de Reparto en miniserie o película para Mary Louise Parker y Jeffrey Wright, Mejor Guionista para Kushner y Mejor Director para Mike Nichols- a las que hay que sumar las cuatro ganadas el pasado 12 de septiembre en las categorías de creaciones artísticas, convirtiéndose en la miniserie con más premios ganados en una temporada junto a Eleanor y Franklin en 1976 (también con once estatuillas).

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más