Penélope Cruz presenta junto a Stuart Towsend su última película en Toronto

Cuando faltan apenas un par de días para que aterrice en España para presentar su película, No te muevas, del director italiano Sergio Castellito, Penélope Cruz paseó por la alfombra roja del Festival Internacional de Toronto que acaba de arrancar este fin de semana con la cinta Being Julia, dirigida por István Szabó, de producción canadiense, y protagonizada por Annette Bening y Jeremy Irons.

Penélope llegó acompañada de Stuart Towsend para presentar su última producción Head in the clouds, en la que comparte protagonismo además con Charlize Theron (la actriz sudafricana, que actúa en la cinta junto a su novio, Stuart Towsend, no pudo asistir a la premiere debido a un profundo dolor de espalda que resultó, al parecer, de un pequeño accidente sufrido durante el rodaje en Berlín de su última película Aeon Flux).

Ambientada a finales de los años treinta, en vísperas del inicio de la Segunda Guerra Mundial, la acción de Head in the clouds se desarrolla en Londres, España y especialmente en Francia -las escenas del París de la preguerra se rodaron en Montreal-cuando el anuncio de la inminente catástrofe empujaba a un tipo de vida despreocupado y hedonístico.

Penélope da vida en la cinta a una escultora desaliñada, un papel que huye radicalmente de cualquier atisbo de glamour. Una opción elegida últimamente por muchas actrices (recordemos a esa Virginia Wolf interpretada por Nicole Kidman en Las Horas o a la asesina en serie Aileen Wuornos a la que daba vida Charlize Theron en Monster sin olvidar a la Frida Kahlo representada por Salma Hayek) con la que parecen querer reivindicar que son mucho más que una cara bonita. "No creo que sea de gran calidad por sí mismo el representar a mujeres sin glamour" comentó la española pero debo reconocer que fue extraño pasar varias semanas sin depilarme las piernas y sin apenas arreglarme".

"Me gusta que me domine el director, que me exija lo que quiere, no importa cuántas veces ensaye la escena, al fin y al cabo el director es el director", afirmó Penélope Cruz durante la presentación de la cinta en Toronto -días antes lo hizo en Montreal donde se rodaron una parte importante de las escenas del filme-.Cruz afirmó que a pesar de las múltiples ofertas que recibe en el extranjero "no podría dejar de trabajar en España" a lo que añadió "El hecho de trabajer en Hollywood y, sobre todo, para un cine de grandes estudios, no significa que me aleje del cine español, por el contrario, eso es lo que me identifica".

El Festival Internacional de Cine de Toronto servirá además como escenario para el desembarco en Norteamérica de la aclamada Mar adentro de Alejandro Amenábar. Entre el 9 y el 18 de septiembre se proyectarán además Crimen perfecto, de Álex de la Iglesia; Astronautas, de Sani Amodeo; Inconscientes, de Joaquín Oristrelli, y La mala educación, de Pedro Almodóvar entre otras muchas más.

Más sobre: