Sofía Loren, deslumbrante al cumplir setenta años

Aun hoy, cuando hago una película, para mí es como si fuera mi primera película y, en consecuencia, la hago con el mismo entusiasmo y la misma emoción de la primera vez que me puse ante una cámara. Como si tuviera catorce, quince años...Y es que yo continúo siendo una adolescente. Sí,en mi interior, en mi alma...soy una adolescente.

-A finales de 1999 fueron muchas las publicaciones, así como opiniones y encuestas, que la han elegido a usted como `La mujer más guapa del siglo XX’ , la más bella del mundo.¿Qué se siente ante una cosa así?
Seguramente es siempre un placer para una mujer saber que digan de ella que es la más bella del mundo. Pero creo que no es a mí a quien le toca responder a preguntas de este tipo ya que yo no puedo juzgarme a mí misma, ni verme en ese aspecto. Son los demás quienes deben hacerlo.

-Antes de evocar algunos momentos de su niñez y de sus inicios, hay, Sofía, algo que no deja de intrigar a la gente, una especie de secreto: el de su belleza.¿Qué hay que hacer y cómo hay que vivir para estar tan guapa como usted está? Porque eso es, sin duda, un secreto ¿no?
Sofía se echa a reír abiertamente. Después, tomándonos la palabra, afirma:
Cierto: hay un secreto, es un secreto. Pero, precisamente por el hecho de que lo es, yo no se lo voy a decir. No se puede decir porque entonces dejaría de ser un secreto.

-De niña pasó hambre, necesidad...todo a causa de la Segunda Guerra Mundial y la posguerra.
Sí: he conocido la guerra, la posguerra, la necesidad y el hambre.

-¿Y cree que pasar por experiencias de ese tipo en la vida sirve, enseña, tiene, a la postre, diríamos una consecuencia buena, una enseñanza?
Yo no digo, porque no se puede decir en este caso, que he sido afortunada por haberlo pasado mal de niña.`Afortunada’ no es, efectivamente, la palabra adecuada cuando se vive una guerra, pero no hay duda de que esa guerra nos dio a nosotros, a nuestra generación, la posibilidad, o, mejor dicho, nos situó en la obligación, de hacernos adultos antes de tiempo.

Más sobre: