Así era...y así es...Sofía Loren

Setenta años el 20 de septiembre, y nadie lo diría. El tiempo da la impresión de haberse parado para esta gran dama de la gran pantalla, ‘la mujer más bella’ del mundo y ‘la mujer más sexy del mundo’, como han calificado en numerosas ocasiones a la actriz italiana Sofía Loren. Sigue teniendo do la misma figura alta y elegante, las mismas famosas piernas y un rostro que sigue sin ceder ante el paso de los años, ojos vivos llenos de curiosidad, un carácter alegre y optimista y una gran voluntad de vivir. Sofía Loren, madre y esposa por encima de todo, vive estos días momentos de emoción y preparativos como madrina de la boda de su primogénito, Carlo, con Andrea Meszaro en Hungría.

Con tan sólo 14 años, Sofía Scicolone ya se había convertido en una adolescente de turbador atractivo cuyo destino, aún sin saberlo, le deparaba el éxito y la fama. Convencida por un vecino, su madre, Romilda Villani, la presentó al certamen ‘La Reina del Mar’. A pesar de que la entonces desconocida joven, que luego se convertiría en Sofía Loren, sólo pudo desfilar con un traje rosa hecho de retales de cortinas y unos zapatos negros cubiertos con pintura blanca, quedó en segundo lugar y se convirtió en una de las 12 princesas de la Reina -fue elegida entre más de 200 niñas-. Con 16 años viajó a Roma acompañada por su madre, actriz frustrada, con el sueño de comenzar su carrera en el mundo del cine. Aún intentado abrirse paso en el difícil mundo del espectáculo, Sofía Loren presentó a 'Miss Italia' en 1950; aunque se consideró que era demasiado joven para ganar, consiguió el título de 'Miss Elegancia'. En ‘Miss Roma’, quedó en segundo lugar. Allí dejaría prendado al que es su marido, al famoso productor Carlo Ponti, uno de los jueces de la competición de belleza.

Más sobre: