George Clooney, escoltado por la policía

No es ningún secreto que George Clooney siente pasión por todo lo italiano, tanto que, como se sabe, ya tiene varias propiedades en el país, (recientemente adquirió otras dos casas a orillas del Lago de Como y según parece ahora está interesado en adquirir otra en la Valsassina (Italia) al pie de los Alpes, al igual que su amigo Brad Pitt). Y el sentimiento es mutuo: los italianos le han acogido con los brazos abiertos, especialmente los habitantes de la localidad de Laglio donde está su mansión de estilo dieciochesco, a quienes su encanto y sencillez tiene conquistados.

Cuando está allí el actor deja de ser una estrella de Hollywood para convertirse en un ciudadano más al que es posible encontrar jugando al baloncesto con los chavales en la plaza del pueblo o ayudando a alguna anciana a llevar las bolsas de la compra. Pero el anonimato, entre comillas, del que el actor gozaba hasta ahora se ha visto en peligro a raíz de su estancia en Italia con el elenco de actores de Ocean’s Twelve. La expectación que suscitó el rodaje ha hecho que la presencia de Clooney en la zona pasa cada vez menos inadvertida, lo que se aleja cada vez más del objetivo que tenía cuando adquirió Villa Oleandra hace dos años, esto es convertirla en su particular y tranquilo paraíso de descanso.

Por lo pronto ha tenido que reforzar la seguridad en la mansión para evitar el ataque de los admiradores, que ya llegan por oleadas desde todas partes con el único objetivo de verle (parece ser que quiere emprender acciones judiciales contra el rotativo Usa Today por publicar en un reportaje del pasado 12 de julio la dirección exacta de su villa en el Lago de Como) y recientemente, durante el rodaje de la nueva campaña de Fiat en Laglio, tuvo que ser escoltado por la policía local. Aún así, el actor tan simpático como siempre se paró a hablar con los curiosos y a firmar autógrafos en los momentos de descanso de la grabación.

Más sobre: