Angelina Jolie aprende a volar

Cinco meses después de anunciar que tenía intención de sacarse el título de piloto con el fin de tener más libertad a la hora de moverse , especialmente cuando está en Camboya con su hijo Maddox, Angelina Jolie se ha puesto manos al volante. La actriz, que continúa inmersa en su labor como Embajadora de Buena Voluntad de Naciones Unidas -recientemente fue recibida por Noor de Jordania- está convencida además de que su ayuda a los refugiados mejoraría pudiendo pilotar y por ello está recibiendo lecciones en un pequeño aeropuerto de Santa Mónica.

‘Mi sueño es retirarme dentro de algunos años y ayudar a entregar alimentos y visitar gente de un lugar a otro", afirmó el pasado marzo dejando claro que no se siente realizada con su carrera en Hollywood. "Hace unos años sólo hacía películas y no era muy feliz. No creo que eso sea suficiente.

En esa ocasión la actriz también reconoció que tiene otra motivación para convertirse en una ‘mujer de altos vuelos’, su hijo Maddox, como decíamos. "Se queda asombrado cada vez que ve un avión. Si yo consiguiera llevar un avión antes de que cumpla cuatro años, se parecerá a Superman’. Como es sabido, la protagonista de Tomb Raider adoptó a su hijo nacido en Camboya hace casi tres años y recientemente ha expresado su deseo de adoptar más niños de otros lugares.

Son frecuentes los viajes de Angelina al país asiático, donde ha comprado una propiedad con el fin de que el pequeño Maddox esté en continuo contacto con su cultura. Durante una de sus estancias en Camboya, la actriz aprovechó para trasladarse a Bangkok y volver a visitar al maestro tatuador Sompong Kanphani. En dos horas, un colorido tigre de Bengala -símbolo de fuerza, poder y riqueza- de treinta centímetros de largo y veinte de ancho adornaba su espalda.

Más sobre: