Matthew McConaughey sigue de camping

Apurando sus últimos días libres antes de incorporarse a algún nuevo proyecto cinematográfico, Matthew McConaughey volvió a salir con su gran caravana plateada por las carreteras estadounidenses durante el pasado fin de semana. Antes de regresar a su casa, situada en las colinas de Hollywood (coronada por cuatro banderas: la de Estados Unidos, la de California, la de Irlanda y la de Mali, donde se rodaron parte de las escenas de Sahara), el actor, con un bañador naranja y ajeno al interés que despertaba entre la gente, decidió parar y refrescarse tranquilamente para luego proseguir camino.

Mientras, la prensa internacional sigue especulando con el romance que podría estar manteniendo con Penélope Cruz, quien en los mismos días que el protagonista de Tiempo de matar estaba disfrutando del contacto con la naturaleza, la actriz española ultimaba también sus vacaciones en Los Ángeles acompañada por su hermana Mónica y el novio de ésta, Miguel Ángel Muñoz tras regresar todos de Italia donde Mónica ha debutado en el cine con un pequeño papel. Semanas atrás, sin embargo, la pareja podría haber estado en el camping ‘The Big Oak River’ de Texas, estado de nacimiento de Matthew, alojada precisamente en un tráiler Airstream (el que lleva el actor y en cuya matrícula se puede leer ‘Donde los sueños se hacen realidad’) y compartiendo la vida del resto de campistas: senderismo, pesca, descanso y largo paseos al anochecer, según se ha dicho.

En los próximos días, Penélope, que ha recibido una candidatura como mejor actriz por No te muevas a los premios del cine europeo que se entregarán en Barcelona el próximo diciembre, comenzará en México el rodaje de Bandidas junto a su gran amiga Salma Hayek.

Más sobre: