Es una de las estrellas de moda y su belleza y glamour copan las portadas de las revistas. Pero es también una mujer sencilla y cercana que disfruta con las pequeñas cosas de la vida, amiga de sus amigos, hija pendiente en todo momento de su madre (con la que vivió el episodio más trágico de su vida al presenciar con tan sólo quince años como ésta disparaba a su padre en defensa propia), y amante de los animales cuya causa centra gran parte de los actos benéficos en los que participa. Recientemente, mientras disfrutaba de unos días de descanso en su residencia de Malibú la actriz fue fotografiada como una paseante más por la playa con sus dos perros Tuker y Denver y un grupo de amigos.

No estaba con ella sin embargo su novio, Stuart Towsend, que debía atender a sus compromisos profesionales. Según los últimos rumores la pareja, que se conoció hace dos años en el rodaje de Atrapada, podría estar planeando su boda para este mismo verano. Tras subir al escenario del Kodak Theatre para recoger el Oscar por su trabajo en Monster, los periodistas acreditados en la ceremonia le preguntaron sobre su posible enlace con el actor irlandés, pero Charlize simplemente se rió y sugirió que ellos no necesitan una ceremonia formal para unir con cemento su relación. Una amigo surafricano de la actriz, sin embargo ha asegurado que se está preparando una ceremonia romántica en el más absoluto secreto.

Más sobre

Regístrate para comentar