Carmen Sevilla, entre la tristeza por la muerte de su madre y la alegría al ser abuela

Carmen Sevilla vive estos momentos uno de los momentos más agridulces de su vida. Por un lado la popular actriz acaba de sufrir la tristeza por la pérdida de su madre, Florentina Galisteo, quien falleció a los 99 años de edad el pasado 23 de julio, el mismo día que Carmen se convertía en abuela y precisamente mientras visitaba a su nieto recién nacido al que han puesto por nombre Augusto.

La muerte de su madre
La madre de Carmen Sevilla padecía desde hace años el mal de alzheimer y había sufrido un deterioro importante en su salud en las últimas semanas. La actriz había decidido ingresar a su madre en los últimos años en la residencia ‘La Aurora’, especializada en este tipo de enfermedad, donde recibía los cuidados necesarios. No obstante, Carmen estaba pendiente de ella en todo momento a pesar de sus numerosos compromisos profesionales al frente del programa 'Cine de Barrio' y la visitaba con frecuencia.

Su nieto Augusto
La casualidad de la vida quiso que precisamente Carmen se enterara de la muerte de su madre cuando visitaba a su nuera y a su primer nieto, Augusto. Días después, con el gesto serio y apesadumbrado por la reciente pérdida de su madre, pero con la alegría por otro lado de haber sido abuela hablaba sobre su nieto mientras se dirigía a los estudios de grabación para realizar el programa que presenta semanalmente: "mi nieto es muy guapo".

Más sobre: