María Teresa Ortiz-Bau: 'Me he enterado de nuestra separación por la prensa'

¿Cuál es tu situación actual?
Nadie ha abandonado el domicilio conyugal, no puedo decir nada más.
¿Has hablado con Carlos esta mañana?
Le he visto un momento, le he preguntado, me ha dado una respuesta y no puedo decir mucho más.
¿Qué te ha dicho?
Eso debe decirlo él. Él ha dado la exclusiva y yo no voy a decir nada más.
¿Qué es lo primero que has hecho al enterarte?
Lo primero hablar con mi hijo, lo segundo llamar a mi madre para que no se asustase y lo tercero pensar que estamos viviendo en un mundo muy difícil, que pasan cosas muy dolorosas y ésta no es la más dolorosa del mundo. Se ha roto algo y no me siento la persona más desafortunada porque tengo dos hijos estupendos, una familia colosal, un trabajo que me apasiona, muchísimos amigos, estoy bien de salud y no puedo ir llorando por los rincones porque hay personas en una situación parecida y no tienen tantos recursos.
¿Te han llamado los hijos de Carlos?
No.
¿Hay buena relación con ellos?
Normalmente ellos trabajan y viajan tantísimo que no lo hemos hablado. Ellos tienen que estar al lado de su padre, son sus hijos.
Carlos afirma que la convivencia se había deteriorado ¿Por qué motivos?
No quiero hablar de los motivos de la separación o de los motivos por los que la convivencia se deteriora.
¿Cómo te planteas tu nueva vida?
Mi vida va a seguir, esto ha sido un paréntesis. La última vez que me separé, mi hijo era pequeño, estaba prácticamente en la cuna, hemos tenido una vida con las penas, pero con mucha paz, con las pequeñas cosas que te llenan, que para mi son las más importante.
¿Has cambiado tu concepto sobre Carlos?
No soy quién para juzgarle, él sabrá porqué lo ha hecho.
¿Seguirás viviendo en esta casa?
Con mi hijo Iñaki al fin del mundo, hasta que él se quiera ir porque uno no tiene hijos para que le hagan compañía. Pero no lo se, voy a poner un poco de orden en este futuro inmediato y en cuento pueda quiero irme unos días a descansar, quiero irme con mi madre y mis hermanos y continuar.
¿Te quedan cosas por hablar con Carlos?
No tengo ni idea. Había momentos duros, difíciles, pero no se había dado ningún paso, pero está claro que tendremos que hablar.

Más sobre: