Antonio Banderas habla por primera vez de su divorcio de su ex mujer, Ana Leza

Antonio Banderas concedió una entrevista al periodista Jesús Quintero, en su programa «Ratones coloraos », en la que por primera vez habló de su divorcio de Ana Leza y de su casa de Marbella, que supuestamente podría ser derribada, según se ha dicho.

—Antonio,¿con qué disfruta?
Me gusta mucho hacerme amigo de mis enemigos. Para mí es un deporte: me encanta la posibilidad de convencer.

—¿Desearía volver a Málaga?
Yo quiero volver a Málaga, no sé cuándo ni cómo, pero sé que quiero volver; es algo que tengo.

—¿Y si le tiran la casa?
Lo que quiero es que, si me la tiran, que me lo digan antes para salir y que no me coja dentro. Lo único que he hecho es comprarme una casa. Los papeles estaban todos en regla. Hubo un problemilla con Costas porque había una esquina del jardín que se metía en la zona marítima. Fui a Costas y pregunté lo que habría que hacer. Entonces quité el jardín y puse una valla nueva. Si me la tiran, iré a un sitio donde comprarse una casa no sea un delito.

—Para usted esa casa es importante.
Para mí esa casa tiene un valor sentimental. Mi niña nació muy cerca y sus primeros años los ha vivido allí. Mis primeros años con Melanie también los viví allí. Por eso me dolería si realmente esa sentencia llega a ejecutarse.

‘Me da miedo que me quieran tanto’
—¿Se siente querido?
Me siento muy querido en mi tierra, hasta el punto de darme miedo, porque no me permiten cometer errores. Me da miedo que me quieran tanto.

—Se has casado dos veces, ¿es buen invento el matrimonio?
El matrimonio es un compromiso que uno adquiere. El principal inconveniente es que, cuando desaparece lo que te unió, hay un montón de problemas legales.¡Para qué te voy a contar mi divorcio lo que fue! Me dejaron más "pelao" que … Fueron ocho días de juicio. Es un negocio. Lo que el juez quiere saber es cuánto le vas a pagar a tu pareja. Te agarran de un pie, te sacuden y, cuando se acaba el último dólar, te dejan. Eso es lo que hicieron conmigo. Esa es la vida . Pero, al mismo tiempo, reconoces que has hecho daño y ese daño puede de alguna manera ser aliviado por el dinero. Por ese motivo traté de no desatender a mi ex mujer y ser lo más caballeroso que pude con ella, aunque me hubiera gustado hacerlo de otra manera …

Seis o siete millones de dólares por película
—¿Su caché ha subido tanto que ya no se le puede contratar en España?
Claro que se me puede contratar. Cuando terminé El Zorro se dispararon los precios. Llegué a cobrar seis o siete millones de dólares por película.

—¿El dinero da la felicidad?
Ayuda, quita los nervios, y uno ya no se preocupa por el dinero.

—¿Podría vivir una vida anónima?
Es difícil porque yo ya estoy marcado por un estigma que me va a perseguir pase lo que pase. He tenido altibajos en mi vida, y hasta depresiones, pero nunca he estado aislado de la realidad.

—¿Cree en el amor?
Sí, creo.

—¿Ha sufrido por amor?
Claro que he sufrido.

—¿Sabe vivir sin amor?
No, no se puede.

—¿Sabe vivir sin pasión?
Tampoco.

Más sobre: