Su recién estrenada maternidad le ha devuelto la sonrisa. Y es que, tras el duro golpe que supuso para ella la muerte de su padre hace año y medio mientras ambos se encontraban de vacaciones en Italia, Gwyneth Paltrow está de nuevo radiante y feliz. El nacimiento de su hija Apple el pasado 14 de mayo en un hospital londinense ha supuesto también la consolidación de su historia de amor con Chris Martín con quien se casó el pasado diciembre. Junto al líder de Coldplay Gwyenth Paltrow parece haber encontrado la estabilidad que le faltaba tras sus fallidas relaciones con Brad Pitt, con quien llegó a estar comprometida, y Ben Affleck, con quien mantuvo un noviazgo de dos años.

Madre y esposa ante todo, aunque en su estantería reluce un Oscar de Hollyood, la actriz ha decidido tomarse uno tiempo de descanso para criar a su bebé al igual que hiciera su madre, la también actriz Blythe Danner. Lo que no descartan la actriz y su marido, Chris Martín, es el pasar largas temporadas en España, al parecer la intérprete planea construir una mansión en las tierras que la regalaron en el término municipal de Buenaventura, cerca de Talavera de la Reina (Toledo), sin lugar a dudas un lugar perfecto para criar a su hija.

Más sobre

Regístrate para comentar