Halle Berry y Sharon Stone, estrellas del estreno de 'Catwoman'

Halle Berry y Sharon Stone fueron las estrellas indiscutibles del estreno de Catwoman en el Cinerama Dome Theatre de Los Ángeles. Ambas recientemente divorciadas, la primera del músico Eric Benet y la segunda del editor Phil Bronstein, se han convertido en enemigas en la gran pantalla pero su relación durante el rodaje de la película ha sido excelente. "Es estupenda. Es una actriz con mucho talento, interesante y simpática", afirmó la estrella de Instinto básico a su paso por la alfombra roja.

Considerada como una de las mujeres más bellas del mundo, Halle Berry se ha metido en la piel de Catwoman, centrada en el mismo personaje que en su día interpretara Michelle Pfeiffer en una de las entregas de Batman. La historia se sitúa en una multinacional de cosmética, donde trabaja Patience Philips, una tímida empleada que irá descubriendo los extraordinarios poderes que posee.

La actriz reconoce haber tenido que prepararse duramente para el papel, ya que, pese haber estado en forma siempre, "tenía que conseguir un nivel totalmente nuevo para llevar a cabo los retos físicos de este personaje y crear el tipo de cuerpo que Catwoman debía tener". No sólo se preparó para las peleas y aprendió a utilizar a la perfección un látigo, sino que además recibió clases de baile que le permitieron perfeccionar los movimientos felinos.

Sharon Stone, por el contrario, interpreta a la malvada Laurel Hedare. En el filme interviene también Benjamin Bratt, quien acudió a la premiere acompañado por su mujer, Talisa Soto.

En otro orden de cosas, el personaje de ‘la mujer gato’ ha inspirado ya una línea de ropa y complementos, Alta Costura Catwoman que sólo se pueden adquirir en Henri Bendel’s. Entre dichos objetos se pueden encontrar unos guantes negro de piel con garras hechas de diamantes falsos por 250 dólares: "Son elegantes, sensuales, candentes, caros y de última moda", afirma Svott Tepper, uno de los responsables de su creación. También se pueden adquirir unas botas de satén negro y tacón de aguja por 600 dólares, una bolsa de mano por 350 o un top de cashmir por 400. El diez por ciento de las ganancias irán destinadas a una asociación benéfica propuesta por Halle Berry.

Más sobre

Regístrate para comentar