Mónica Bellucci, al natural en su séptimo mes de embarazo

Siguiendo la estela de otros rostros conocidos como Demi Moore, Cindy Crawford o la ex Spice girl Mel B, la actriz Mónica Bellucci, quien recientemente fue calificada por el público masculino francés -vive en París, donde la llaman la ‘bella Bellucci’ junto a su marido Vincent Cassel- como la intérprete más sexy del mundo, ha posado desnuda luciendo el esplendor de su séptimo mes de embarazo (será una niña y el nacimiento está previsto para octubre) para la portada de la edición italiana de Vanity Fair. La guapa actriz ha decidido hacerlo para inmortalizar un momento tan especial de su vida pero también como protesta contra una nueva ley aprobada el pasado marzo en su país que restringe la aplicación de la fecundación asistida.

Mónica, que ha sido retratada por el famoso fotógrafo Fabrizio Ferri, aclara que la decisión de posar desnuda responde a un ‘objetivo político’: "En el Islam te ponen el chador para mantenerte callada y en Italia basta que no estés casada con todo el rito para que te impidan recurrir a la ciencia para tener un hijo" y añade. "Esta es una ley coercitiva y no igualitaria que limita el sacrosanto derecho de las mujeres a tener un hijo".

En la entrevista habla sobre su cuerpo: "Comencé a encontrar equivocado, casi ridículo que el seno permaneciese intacto, que la tripa fuese plana como cuando tienes dieciocho años. Yo había vivido, pero mi cuerpo no. Ese seno no estaba sólo para lucir bien los vestidos escotados. Había llegado el momento de que desarrollasen su función, de que cumpliesen su destino" y sobre lo que está viviendo: "Esta experiencia toca el inconsciente. No me siento débil o fuerte, estoy en equilibrio. No me gustaría estar en ningún otro lugar, hacer otra cosa ni tener otro cuerpo".

Más sobre: