Nicole, espléndida al cumplir 37 años

Y hablando del despegue casi meteórico de su carrera en los últimos tres años afirma: "Aunque tuve una carrera bastante sólida durante los años de casada, la mejor etapa llegó a raíz de nuestra separación. Creo que la pasión que siempre he tenido por el cine me hizo superar tan difíciles momentos. El Oscar que recibí fue, en cierto sentido, el premio consuelo que Hollywood y la vida me dieron a cambio de la estabilidad sentimental que conocí al lado de Tom y luego perdí". "Cuando me di cuenta de que estaba tan sola como la primera vez que vine a este país, supe que tenía la responsabilidad de cuidarme a mí misma. Y la mejor forma en la que logré eso fue siendo cada vez más exigente con las películas que acepté protagonizar a partir de entonces".

La ex mujer de Tom Cruise también salió recientemente al paso de los rumores que apuntaban a que sufría trastornos alimenticios debido a su extrema delgadez: "He sido siempre alta y delgada y no he cambiado desde que tenía quince años. Me pongo protección solar, hidrato mi piel y como de forma sana pero también me gustan las tartas y el chocolate y fumo algún que otro cigarrillo".

Y en una entrevista publicada en exclusiva por el diario The sun Nicole reconoce el cariño que siente aún por quien fuera su marido durante diez años y padre de sus dos hijos adoptados, Isabella, de 12 años, y Connor, de 10: "Todavía quiero a Tom y se lo he dicho muchas veces, que puede contar conmigo para el resto de la vida. Tom y yo hemos estados juntos once años y tenemos dos hijos. Después de eso tu corazón tiene que seguir queriendo por los niños".

Más sobre: