Nicole, espléndida al cumplir 37 años

Recomendaciones médicas
"La primera recomendación que me hizo fue que cancelara, por algún tiempo, cualquier plan de intervenir en otra película que tuviera un fuerte contenido emocional. Esa oportunidad se me presentó, casualmente, unos días después. Los productores de The Stepford Wives me ofrecieron uno de los tres papeles principales. Y de inmediato acepté la propuesta, tomando el que me pareció mejor". El filme, remake del de 1975 con el mismo nombre basado en una en una novela de Ira Levin, es la historia de una comunidad idílica en la que no existen las imperfecciones y las esposas se dedican en cuerpo y alma a satisfacer el deseo de sus parejas (el secreto de tanta dulzura es que están atrapadas en un cerebro robotizado y programado para obedecer a sus maridos, dueños del mando a distancia que controla su voluntad).

Creo que fue la mejor decisión que he tomado en mucho tiempo La experiencia de trabajar al lado de alguien como Bette Midler, una mujer con un fantástico sentido del humor, me hizo recordar que a veces es importante no tomar las cosas muy en serio. Especialmente aquellas que están relacionadas con el mundo del cine", dice Nicole, aunque se especula que su relación con su compañera de reparto y con el director Frank Oz no estuvo exenta de tensiones durante el rodaje.

Exigente consigo misma
En la citada entrevista con motivo de la promoción de The Stepford Wives, la bella actriz describe la búsqueda de su felicidad como "la tarea más difícil a la que yo he tenido que enfrentarme. "Cuando conocí a Tom -añade- pensé que había llegado al final de esa búsqueda. Pero la alegría y la confianza que existía entre nosotros no duró mucho tiempo. Finalmente se produjo la ruptura y decidí que era mejor para mi estar sola y recuperar mi independencia personal, así puede concentrar toda mi atención en las películas que me interesaba hacer".

Más sobre: