Así era...y así es...Kirstie Alley

El deterioro físico de Kirstey Alley es cada día más evidente. La que fuera la guapa camarera de la serie "Cheers" y protagonista de la serie de televisión "Norte y Sur" que tanto éxito tuvo en nuestro país, no atraviesa sus mejores momentos personales ni profesionales.
La actriz participó en películas que fueron números uno en la taquilla como "Mira quien habla" junto a John Travolta pero su carrera en el cine no terminó de despegar y durante la década de los noventa participó en varias series de televisión. Cuando años después, concretamente en 1997, Woody Allen contó con ella en el reparto de la película "Desmontando a Harry", su aspecto había cambiado y aparecía en la pantalla con unos kilos de más.

Pero a sus cincuenta y tres años, Kirstie poco tiene que ver con la mujer de antaño, tal y como puede apreciarse en la imagen, tomada recientemente en Los Ángeles. Durante este año 2004 la actriz ha trabajado en la serie de televisión "Family Sins" aunque lleva más de dos años sin participar en ningún proyecto cinematográfico.

Divorciada en dos ocasiones, recientemente afirmó que estaba preparada para arriesgarse con un tercer matrimonio, aunque eso sí, antes deberá encontrar a su compañero ideal: "De cuarenta a cincuenta años, gracioso, simpático y defensor de los derechos infantiles. Me gustaría que hubiera estado casado antes y que haya tenido hijos".

Más sobre: