Salen a subasta los objetos personales de Katharine Hepburn

Una de las grandes damas del celuloide de todos los tiempos nos dijo adios hace un año. Ahora, una subasta ha permitido a sus seguidores tener un poco más cerca a su estrella. La puja se celebró en la sede de Sotheby´s en Nueva York durante dos días en los que se pudo optar a los 2.000 objetos personales de la actriz.

Esquiva a la hora de conceder autógrafos, se pagó por una de las escasas rúbricas de Katharine Hepburn cerca de 1.700 euros. Entre las curiosidades, una dedicatoria a ella firmada por Humphrey Bogart con quien coprotagonizó La Reina de África.

Pero sin duda la estrella durante estas dos jornadas fue un pequeño busto de Spencer Tracy, su verdadero amor. La obra esculpida por ella misma en los años 60 y de la que no se separaba desde el fallecimiento del actor en 1967 -se la solía llevar a sus viajes- alcanzó un precio de 262.960 euros. Como anécdota decir que el busto aparece en la película Adivina quién viene a cenar protagonizada por ambos.

Entre el extenso vestuario de la actriz y su deslumbrante colección de joyas destacaron: el vestido de novia que llevó en su enlace con Ludlow Ogden Smith y que se subastó por 22.468 euros y un broche de platino, diamantes y zafiros, con el que la obsequió el millonario Howard Hughes y que llegó en la puja hasta los 99.858 euros. En medio de los nombres de los compradores, la mayoría anónimos, resaltó el de la escritora de novelas románticas, Danielle Steele, al comprar por teléfono un lote de tres sombreros negros por un precio de 2.995 euros.

En definitiva una subasta que ha sorprendido hasta a los propios expertos, quienes esperaban una recaudación cercana a los 800.000 euros, muy por debajo de los cerca de cuatro millones y medio obtenidos. Otra de las sorpresas estuvo al comprobar como algunos coleccionista pagaron más por pinturas realizadas por Hepburn que por obras de artistas geniales como Toulouse-Lautrec también presente en la casa de subastas.

Más sobre: