La belleza, el 'glamour' y la diversión se dan cita en Broadway

Broadway se convirtió en una pasarela de estrellas con motivo de la gala de los premios Tony. Nicole Kidman, Renée Zellweger, Anne Heche, Sara Jessica Parker y un sinfín de numerosas personalidades relacionadas con el ámbito artístico derrocharon elegancia y glamour a su paso por la alfombra roja del Radio City Music Hall de Nueva York. A pesar de que ellas no eran las premiadas, las actrices de cine centraron toda su atención durante la velada.

Nicole Kidman, que acudió a la gala acompaña de su hermana Antonia, hizo entrega del premio a la mejor actor masculino en un musical a Hugh Jackman por su brillante actuación en The boy from Oz. Desde que se separara de Tom Cruise, hace ahora tres años y medio, la actriz siempre aparece en cualquier evento acompañada de algún miembro de su familia. Últimamente se le ha podido ver junto a su hermana con la que se lleva a la perfección, además de haber sido su principal apoyo cuando se divorció de Tom Cruise.

Renée Zellweger fue otra de las actrices que se convirtió en foco de los flashes. La actriz, ganadora de un Oscar por su papel en Cold Mountain, película en la que comparte reparto con Kidman, llegó sola a la entrega de galardones. Sin embargo, horas después, Renée acudió a la fiesta posterior del brazo del cineasta Rob Marshall, que la dirigió en la película Chicago. Esta pareja fue una de las que despertó mas interés a su llegada a la velada ya que se marcaron un divertido baile ante las cámaras.

Más sobre: