Bruce Willis ha roto con su novia, la ex vigilante de la playa Brooke Burns. Después de nueve meses de noviazgo, el ex marido de Demi Moore vuelve a figurar entre los solteros más codiciados de Hollywood.

Amor a distancia
Al parecer uno de los motivos de su ruptura ha sido el trabajo. Las apretadas agendas laborales de ambos no les permitían estar todo el tiempo juntos que deseaban. Willis trabaja en Los Ángeles, Burns se encuentra en Hawai desde el pasado mes de abril rodando la serie de televisión para la cadena Fox North Shore. Fuentes cercanas a los actores señalan que "es muy difícil mantener una relación cuando hay miles de kilómetros por medio". No obstante, a pesar de no continuar con su relación, ellos siguen siendo buenos amigos.

Bruce, de 49 años, y Brooke, de 26, se conocieron después de que ella se divorciara del actor Julian McMahon. A comienzos del mes de abril, antes de que ella se trasladará a trabajar Hawai, se comprometieron. La joven aceptó una romántica proposición de matrimonio en una limusina cuando ambos se encontraban en París. El protagonista de El sexto sentido compró un anillo de diamantes en la firma Cartier de la capital francesa y se lo puso a su novia después de decirle al chofer que parase el coche en medio de los Campos Elíseos. Sin embargo, pasados los meses, lo que parecía ser una historia de amor que perduraría en el tiempo no ha tenido final feliz.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más