Nicole y Antonia Kidman, hermanas, amigas y confidentes

Ajena a los rumores que apuntan a una posible reconciliación con su ex marido (por sus hijos suelen verse con asiduidad pero al parecer desde hace un tiempo se citan con más frecuencia), Nicole Kidman aprovechó un descanso en el rodaje de The Interpreter para pasar un día de compras por la tiendas del Soho neoyorquino.

La actriz no estuvo sola en su intensa búsqueda de las últimas tendencias de moda, sino que su hermana y mejor amiga, Antonia, la acompañó aconsejándola sobre las prendas y colores que más la favorecen. Sin duda una terapia que devolvió la sonrisa a la protagonista de Moulin Rouge al menos por unas horas ya que en más de una ocasión ambas hermanas fueron fotografiadas con semblante divertido.

‘No tengo celos de mi hermana’
La relación entre Nicole y su hermana Antonia sigue siendo estupenda. Antonia comentó recientemente en una entrevista concedida a la revista Hello!: "Nunca harás más amistad con nadie que con tu propia hermana". Y en su caso es cierto. A pesar de la distancia física que ha habido entre ellas, las dos hermanas permanecen muy unidas. Así, Antonia se convirtió en la persona que más apoyo le dio a Nicole cuando ésta se divorció de su marido, el actor Tom Cruise, hace ahora tres años y medo. "Nos llevamos muy bien -señaló en otro momento de dicha entrevista -. No tengo envidia o celos de mi hermana, ¿por qué los iba a tener?". Antonia Kidman, actualmente presentadora de televisión (también ha ejercido de maestra de yoga), ha intentado siempre trabajar por sí misma, sin ampararse en su famoso apellido.

La estrella australiana mejor pagada
Nicole, la estrella australiana mejor pagada según una reciente encuesta realizada por el semanario Business Review Weekly (se estiman sus ganancias en 18,6 millones de dólares el pasado año), está considerada una de las actrices más atractivas y elegantes de Hollywood y sus apariciones en la alfombrar roja son las más comentadas por la prensa. Aunque sus trajes suelen llevar las firmas más reconocidas del mundo de la moda no duda sin embargo en utilizar otras prendas adquiridas en establecimientos de ‘a pie’. Recientemente para asistir al programa de televisión de David Letterman lució un falda en zig-zag que le había costado 45 euros según afirmó.

Más sobre: