Gwyneth Paltrow, primer paseo con su hija Apple

Su recién estrenada maternidad le ha devuelto la sonrisa. Y es que, tras el duro golpe que supuso para ella la muerte de su padre hace año y medio mientras ambos se encontraban de vacaciones en Italia, Gwyneth Paltrow está de nuevo radiante y feliz. Una semana después de dar a luz en el hospital londinense de St John y Elizabeth, la actriz salió dar el primer paseo con su hija Apple Blythe Alison (el segundo nombre por la madre de la actriz y el tercero en honor a la de Chris Martín), lo que se convirtió en todo un acontecimiento ya que son decenas de fotógrafos los que vigilan día y noche las puertas de la casa del matrimonio en el distrito de Belgravia.

Gwyneth, que lucía vaqueros señal de que está recuperando su estilizada silueta muy rápidamente, se mostró encantada a pesar de la presencia de los reporteros y no tuvo inconveniente en contestar algunas preguntas. Sobre la maternidad afirmó que "es absolutamente maravillosa y me siento fenomenal" y acerca de su hija no pudo menos que exclamar "Es muy bonita. Creo que se parece un poco a mi y un poco a Chris" y añadió "Chris también se siente muy feliz".

La pequeña Apple nació el pasado 15 mayo tras un largo parto y pesó 4,3 kilogramos. "Estamos a novecientas millas sobre la luna" comunicó la pareja a través de su portavoz, Martín Murria Chalmers. "Nos gustaría dar las gracias a todo el mundo en el hospital, que nos han tratado maravillosamente".

Más sobre: