Cannes, testigo de la relación entre Quentin Tarantino y Sofia Coppola

Ni el mal tiempo pudo empañar la inauguración del Festival de Cannes. El certamen más famoso del mundo abrió las puertas de su 57ª edición bajo la lluvia pero con la firme promesa de convertirse en una nueva cita de cine, ‘glamour’ y estrellas dispuestas a que la alfombra roja del Palais des Festivals se transforme una vez y durante los próximos doce días en una pasarela de lujo. Y por primera vez una película española y su director daban el pistoletazo de salida en La Croisette. Pedro Almodóvar, su más reciente película La mala educación y varias de sus ‘musas’, como Marisa Paredes, Carmen Maura, Victoria Abril, Ángela Molina Leonor Watling fueron protagonistas indiscutibles de una noche mágica en la que el séptimo arte rivalizó con la belleza de invitadas y en la que el cine de nuestro país tuvo un destacado papel (tras la proyección del filme se celebró una ‘fiesta a la española’, la primera de las muchas que tendrán lugar hasta el próximo 23 de mayo).

Pero también Quentin Tarantino centró una gran parte de las miradas durante el tradicional paseo por las escalinatas del auditorio Luis Lumiere. Y no sólo porque el director es este año el presidente del jurado encargado de otorgar la Palma de Oro, sino porque llegó acompañado por quien se dice es su nueva novia, la directora Sofía Coppola, de la que no se separó ni un momento. Con su presencia en la Riviera Francesa la pareja parece confirmar los rumores que circulan desde hace varias semanas después de que el New York Post afirmase que habían compartido románticas citas y paseos en la Gran Manzana. Entre otras salidas, al parecer, los realizadores -él vive un momento de nuevo esplendor tras los estrenos de las dos entregas de Kill Bill y ella ganó un Oscar al mejor guión original por Lost in translation- disfrutaron recientemente de una cena íntima en el restaurante Cipriani de Manhattan un día después de haber sido vistos dando un paseo por las calles neoyorquinas. Poco después fueron fotografiados mientras alquilaban algunas películas en el videoclub Worl of Video de la avenida Greenwich.

La hija de Francis Ford Coppola, una de las jóvenes directoras con más proyección del momento, se separó el pasado diciembre del también realizador Spike Jonze con quien contrajo matrimonio en junio de 1999. Por su parte, Quentin Tarantino mantuvo un noviazgo de dos años con la actriz Mira Sorvino (1996-1998) y se le ha relacionado también con Margaret Cho y Allison Anders, entre otras.

Más sobre: