Gwyneth Paltrow luce orgullosa su 'tripita' en la portada de una revista

Siguiendo el ejemplo de otras famosas como Demi Moore y Cindy Crawford, Gwyneth Paltrow ha decidido mostrar al mundo el esplendor de la maternidad. La actriz, que dentro de escasas semanas dará a luz a su primer hijo, aparece en la portada de la revista W luciendo su avanzado estado de gestación. En la entrevista que acompaña al reportaje habla de la feliz etapa que está atravesando así como de la educación que le gustaría dar a su hijo.

Siguiendo el ejemplo de su madre
Gwyneth asegura que tiene intención de aparcar su carrera durante un tiempo mientras que su hijo sea pequeño: "Hay mujeres en este negocio que tienen niños y nunca los ven", afirma : "Uno no puede hacer una película tras otra y ayudar a su hijo que va al colegio. Mi madre (la actriz Blythe Danner) rechazó cada una de las fantásticas películas que le proponían. Rechazó cosas asombrosas que habrían hecho de ella un estrella. Actuar es algo fantástico pero no definirá mi vida por mucho que esto provoque el horror de mis agentes".

Claro, que la actriz, que gana aproximadamente diez millones de euros por película puede permitirse lujos a los que otras madres no pueden acceder. Por el momento vive a caballo entre su casa de Los Ángeles, donde también vive su madre, su apartamento en Londres y la casa de Belgravia en la que residen con su marido, Chris Martín y donde probablemente nazca el bebé. Según se ha dicho, Gwyneth ha instalado una piscina para alumbrar a su hijo en el agua aunque tiene reservada también una habitación en el hospital St John y St Elizabeth en St John's Wood, al norte de Londres, donde también dieron a luz Kate Moss y Sadie Frost.

Al principio odiaba Gran Bretaña
En la citada entrevista, la actriz también habla de su vida en el Reino Unido y reconoce que inicialmente no se adaptó bien a las costumbres británicas: "Al principio lo odié. No me gustaba la gente, no me gustaba la comida y no me gustaba el sentido del humor". Pero las cosas han cambiado y se siente cada vez más a gusto en Londres. Durante años, Gwyneth Paltrow se ha mantenido fiel a un estricta dieta macrobiótica por motivos de salud y línea. Pero cuando se quedó embarazada se dio cuenta de que debía cambiar sus costumbres alimenticias por el bien del bebe, hasta el punto de que finalmente ha sucumbido a productos que hace años que no probaba: "No había comido lácteos o pan blanco desde hace años", afirma la actriz, que de los cereales ha pasado a los sandwiches y las patatas fritas (según se ha publicado, durante el rodaje de su última película el pasado año llegó a gastar casi dos mil euros semanales para que un chófer recogiera cocina macrobiótica especialmente preparada para ella por tres chefs).

Mantener su privacidad
Otro de los temas que toca la estrella de Shakespeare enamorado es el derecho a mantener su privacidad. Afirma estar harta de que la fotografíen a cada paso que da: "Me gustaría tener más vida y dejar de ser una atracción de circo. ¿Saben lo que significa? Haré todo lo que esté en mi poder por evitar las tácticas de los paparazzi para fotografiar a las personas en su vida privada".

Más sobre

Regístrate para comentar