Robert De Niro inaugura el Festival de Cine de TriBeca

... y ya van para tres años. Tres años desde que Robert De Niro pensara que había que sacudirse el pesimismo y el dolor, provocado por los terribles atentados del 11-S, y brindar a Nueva York un festival de cine, que fuera plataforma de vida cultural y encuentro de diferentes países y culturas. Este año, en su tercera edición, el festival de TriBeca cuenta con la proyección de doscientas películas, realizadas en cuarenta países distintos. Todo un récord de amor al cine y buen hacer.

Suráfrica tendrá un papel relevante en esta edición
Durante los nueve días que dure el festival, del uno al nueve de mayo, la ciudad de Nueva York, más concretamente el Bajo Manhattan, vivirá con expectación una muestra única dedicada a Suráfrica. De ahí que Desmond Tutu, el carismático obispo de este país africano, acudiera a la presentación junto a Robert De Niro. Con una muestra sobre cine y arte surafricano, el festival de TriBeca quiere rendir tributo a los diez años de democracia y al increíble trabajo por parte de todos los agentes sociales de Suráfrica para lograr la paz y la prosperidad económica de todos sus habitantes.

Festival de Cine con estrellas de carne y hueso
La cercanía entre actores, productores, directores y público es uno de los aspectos que más cuida este festival de cine, que celebra con esplendor su tercera edición. Y, para abrir la muestra, qué mejor que una película comercial de uno de los directores más aclamados por la crítica: Garry Marshall, el especialista en comedias románticas, que ha rubricado títulos tan inolvidables como Pretty Woman o Novia a la fuga.

Más sobre: