Richard Gere y su mujer, cada día más enamorados y felices

Felices y muy enamorados. Así se mostraron Richard Gere y su mujer, Carey Lowell, en el homenaje que recibió el actor a toda su trayectoria en el American Museum of the Moving Image. Míradas de amor, gestos de cariño y complicidad entre ambos es le mejor ejemplo de que ambos siguen tan pendientes el uno del otro como el primer día.

Richard Gere y Carey Lowell comenzaron su relación en 1995, después de que el actor se divorciase un año antes de la modelo Cindy Crawford, con la que estuvo casado tres años. El 6 de febrero del año 2000 nació el único hijo de la pareja, Homer James Jigme -Homer por el padre del actor y Jigme significa en tibetano ‘sin miedo’ (el actor es un budista convencido: "Cuando estoy en el Tíbet -ha confesado Richard Gere en numerosas ocasiones- me siento feliz. Los tibetanos literalmente desprenden luz. Su santidad, el Dalai Lama, irradia amor y compasión para los seres humanos")-, lo que le convirtió en padre novel a los cincuenta años.

Un año y medio después del nacimiento del pequeño, exactamente el 9 de noviembre de 2000, la pareja contrajo matrimonio en una ceremonia íntima y muy privada a la que sólo asistieron dos invitados, Homer y Hanna, la hija de Carey Lowell nacida de su matrimonio con el actor Griffin Dunne. Al parecer, una vez casados informaron por teléfono de la noticia a sus amigos y familiares una vez concluida la ceremonia.

Más sobre: