Trio de damas con estilo, 'glamour' y buen gusto

—¿Y dónde va a nacer?¿Será en Londres? Gwyneth, no está usted para muchos viajes por el mundo.
—Viajo con un certificado médico. Tal vez en Nueva York, ya veremos.
—Mi madre, Gwyneth, decía que la maternidad hermosea, su caso lo demuestra, está usted más linda que nunca.
No era un piropo. Era una verdad. Pide unos «sandwiches » con vegetales..Está instalada en la verdura. Hace yoga. A veces, en tanto se maquilla, mientras se mira al espejo, van y vienen los que hacen el milagro de mejorar lo inmejorable. Se queda como dormida, traspuesta. Le pregunto a Rosario Nadal por qué esta cita irrepetible, me consta que ella ayudó mucho a conseguirla. —Lo hacemos para ayudar a la Fundación Balia, que trabaja con niños y jóvenes en situación de riesgo social en barrios desfavorecidos de nuestro entorno. La causa lo merece. Ya tiene Rosario tres hijos. —Te aseguro, Tico, que esto no es fácil para mí, porque se me ve en poco, en casi nada, y más esta tarde, con dos grandes de la moda y del cine. Bueno, a ver cómo lo hago.

Claudia, de porcelana y platino
Valiente, la fina ojera puesta que me gusta tanto, la piel transparente, tan morena, insisto, tan española, el Mediterráneo claro en sus ojos. Y está Claudia, de porcelana y platino, tan bella, tan fuerte y tan tierna, en esta pasarela de para uno solo. Educada, sabia, con su mariposa en el zapato descubierto. Hasta hace poco, descalza sobre la alfombra oriental, tal vez turca. Huele el mediodía de hoy a tres perfumes distintos, suaves, no rompedores, íntimos y únicos. Una mezcla explosiva, irrepetible, es la palabra. A una modelo, la mejor del mundo sin género de dudas como usted, Claudia …

Me mira como si fuera el abuelo desconocido desde su altura, impresionante, aunque las tres están a la misma, incluso la Paltrow con su vientre redondo, perfecto. Hay que preguntarle, continúo que de dónde viene y adónde va … —Vengo de mi casa de campo de aquí, a las afueras de Londres, y en cuanto pueda, me voy a mi casa de Palma de Mallorca, buscando el sol … Las agendas apretadas, pero un respiro es un respiro. Le pregunto por su niño, tan niño todavía. —Oh, sí, gracias. Casper está precioso y es un niño lleno de vida y alegría …

Dos son madres y una va a serlo ya
Son dóciles, Jesús las va colocando una a una:«Usted tendida, por favor, Claudia; usted sentada, pero mostrando bien su barriguita, eso es, eso es … Usted de pie,,Rosario …». Dos reinas y una princesa. O mejor, tres reinas, vale.«Chas, chas, chas ».

Más sobre: