Nicole Kidman, una motorista por las calles de Nueva York

Podría pasar por ser uno más de los miles de motoristas que cada día recorren las calles de Nueva York. Pero es Nicole Kidman, quien inmersa en la producción de The interpreter en la Gran Manzana, se puso el casco y se subió en la moto para rodar una de las secuencias del filme que tiene como protagonista masculino a Sean Penn. Claro que no quedó más que en una escena de ficción, ya que en realidad la actriz no guiaba el vehículo, sino que este iba dirigido por una grúa de rodaje. Es esta la primera vez en la historia en que las cámaras de cine han podido entrar en la sede de las Naciones Unidas.

En la cinta, de Sidney Pollack, la guapa actriz australiana da vida a una traductora de la ONU que por designios del azar escucha una conversación privada que podría costarle la vida. Para interpretar este papel con mayor credibilidad, Nicole "no dudó en meterse, de incógnito, en la cabina de los traductores del organismo. Para estudiar minuciosamente su forma de trabajo".

En otro orden de cosas, Nicole, ajena a la ruptura de su ex marido, Tom Cruise y Penélope Cruz, hace frente a una apretadísima agenda de compromisos que incluyen además del presente rodaje, el de Bewitched, The producers, Emma’s War y Alexander the great toda ellas aún pendientes, y probablemente también el de una nueva producción de Disney basada en el clásico The Lion, the witch and the wardrobe, en el que la actriz, que interpretará a una bruja, habría aceptado participar a petición de sus hijos, Isabella y Connor.

Más sobre

Regístrate para comentar