La actriz Julianne Moore con su familia en su nuevo ático de Manhattan

Julianne Moore lleva en el cine relativamente poco tiempo —desde principios de los noventa — y en 2003 entró en la historia de los Oscar por la puerta grande con dos nominaciones en las categorías de interpretación, una por Lejos del cielo y la otra por Las horas.En agosto de ese mismo año,la actriz se casó con el director y guionista Bart Freundlich,diez años más joven que ella,en una ceremonia íntima y familiar.Tienen dos hijos:Caleb,de cinco años de edad,y Liv,de diez meses.La familia nos ha recibido ahora en su nuevo dúplex de Manhattan.La casa,situada en el West Village,tiene tres dormitorios y una espectacular vista sobre el río Hudson.Se nota que hay vida en su interior: un triciclo en el vestíbulo,la aspiradora funcionando,el bebé en su cuna en la cocina.Para reformar la casa acudieron a un arquitecto recién graduado en la Universidad de Yale que conoce a la familia mejor que nadie:Oliver,el hermano de Bart.

—Oliver y yo tenemos una estética similar —reconoce Julianne, quien inicialmente consideró establecerse en una casa de piedra rojiza estilo victoriano —.Confío en él plenamente.
Por su parte,Oliver declaraba: —Mi hermano y yo crecimos jun- tos y compartíamos la misma habitación,así que sabía cuáles eran sus «problemas ». Bart sonríe y asiente,mientras Oliver concluye: —Una gran parte del diseño iba a resolver cómo ocultar las cosas de mi hermano.

Zonas separadas sin dividir el espacio
Otro componente importante a la hora de la reforma era construir un espacio que complementara la gama cada vez mayor de muebles del siglo XX de la actriz nacida en Carolina del Norte,que se inclina por piezas acogedoras de madera de artistas americanos y europeos.

—Me encantan los muebles modernos con materiales naturales —declara Julianne —,no esa estricta estética mecánica. Se crearon zonas separadas dentro del apartamento sin dividirlo,conservando perspectivas abiertas,pero evitando el efecto túnel que a menudo se encuentra en los áticos industriales.Por ejemplo,para hacer la cocina más acogedora los decoradores bajaron el techo.Luego,para satisfacer el sueño de Julianne de un espacio acabado en acero inoxidable,se localizó una compañía de suministros médicos en Arizona que fabrica armarios de acero muy resistentes rematados con un mostrador con voladizo.
—Bart cocina.Yo soy quien limpia —confiesa la actriz.

Aparte de los detalles en acero, la gama general de colores es principalmente marrón y crema. A la hora de redistribuir el ático se pensó en la comodidad y seguridad de los más pequeños,Liv y Caleb,que,por ejemplo,ahora disponen de un cuarto de baño más amplio.Tampoco tendrán peligro cuando salgan a la terraza,porque se han instalado unas mallas de seguridad,ni al pasar la mano por la escalera de acceso al piso superior,ya que la barandilla se ha forrado de cuero para evitar cualquier accidente con alguna superficie cortante que pudiera existir.

Más sobre: