Mónica Bellucci y Jeremy Irons, entre los invitados de lujo a la fiesta de Cartier

Una noche de estrellas en París para conmemorar los cien años de la creación del reloj de pulsera por la casa Cartier. Mónica Bellucci, bellísima tal vez por su próxima maternidad, y Jeremy Irons aportaron glamour y un toque Hollywood, a una de las fiestas más esperadas de la primavera.

Una historia que recordar
Cartier quiso recordar, con esta reunión de estrellas -más de mil hombres y mujeres de lo más selecto-, la fascinante historia de los relojes de pulsera. En 1904, Louis Cartier, patriarca de una saga de joyeros y relojeros, diseñó para su amigo, el aviador brasileño Alberto Santos-Dumont un reloj con una correa de cuero. Desde entonces, el bautizado como modelo Santos ha recorrido el mundo, dando la hora, y convirtiéndose en un signo de elegancia y sofisticación.

La noche de París
Con este motivo, aunque cualquier motivo es bueno cuando se quiere reivindicar el trabajo bien hecho, la casa Cartier invitó a más de mil personas a una noche fascinante, llena de sorpresas. Mónica Bellucci, quien recientemente anunció que ella y su esposo, el actor frances Vincent Cassel, estaban esperando un hijo, no quiso perderse esta cita. La actriz triunfa en la actualidad en los cines de todo el mundo por la polémica desatada en torno a La pasión de Cristo de Mel Gibson, en la que ella interpreta a María Magdalena.

Jeremy Irons fue otro de los nombres de oro que acompañaron el aniversario de Cartier. El actor británico dejó por unas horas su intensa agenda (ha rodado a las órdenes de Ridley Scott, y junto a actores como Orlando Bloom, la película Kingdom of Heaven, en distintas localizaciones de España), para centrarse en la magia de la noche parisina.

Presencia española
Miguel Bosé conquistó la noche, con una expresión feliz y relajada. Pero no estaba sólo. Junto a él, se pudo ver a otros nombres del panorama nacional como la coreógrafa Blanca Li, Simoneta Gómez-Acebo y Álvaro de Marichalar.
Todas las disciplinas artísticas encontraron su lugar en la cita de Cartier. Desde el escritor Paolo Coelho hasta el estilista Jean-Claude Jitrois, sin olvidar a otra presencia del cine: el actor Jean Reno. Una noche de encuentros en la que paradójicamente no se miró el reloj... hasta el final de la fiesta.

Más sobre: