Antonio Banderas y Emma Thompson, una pareja de cine en Madrid

Lo que más impresionó a la actriz británica durante el rodaje fue el contacto personal con aquellos que sufrieron la dictadura militar argentina: "Las hijas de Victor Jara, que fue asesinado por Pinochet, iban a mi colegio. Desde que tenía trece años estoy muy impresionada por esas historias en paralelo, mi infancia muy feliz, en calma y paz en Londres, y las otras niñas completamente traumatizadas por su vida destruida".

Tanto Antonio como Emma destacaron que había sido un placer trabajar el uno con el otro. Por su parte, el actor español definió su etapa en Broadway interpretando el musical Nine como "la experiencia más bonita de mi vida, porque hacía catorce años que no hacía teatro y tenía muchas ganas de volver. Ha sido una disciplina difícil pero muy hermosa".

El actor coincidió en el famoso distrito neoyorquino con su mujer, Melanie Griffith, que en ese momento participaba en el musical Chicago: "Fue muy hermoso tener la ocasión de trabajar juntos, fue una coincidencia no sólo en mismo tiempo y en el mismo lugar, Broadway, sino en la misma calle y con teatro enfrente del otro, es decir, yo estaba en mi camerino y le decía hola a mi mujer que estaba en el suyo".

Como padres que son, Antonio de Stella de Carmen, de siete años, y Emma Thompson de Gaia, de cuatro, ambos se preocupan de manera especial por su educación y por los valores que quieren inculcarles: Hice una película con Mia Farrow hace muchos años y ella me comentaba que había sido una niña de Hollwood, criada allí y que no había salido de los Estados Unidos hasta que su padre rodó una película fuera y en ese momento tuvo la ocasión de ver el mundo de verdad. Ella pensaba que el mundo era como Beverly Hills. No quiero que mis niños piensen de esa manera. he tratado siempre de llevármelos y que estuvieran en contacto con otras realidades y creo que es importante para ellos, intento que mantengan los pies en la tierra", dice el actor. "Lo más importante es no explicarles sólo que nuestro mundo está lleno de dolor y violencia; eso es un hecho, pero también lo es que está lleno de actos heroicos, de personas que se comportan con honor, coraje y honestidad. No hay un mundo completamente horrible o completamente perfecto. Debemos mostrar a nuestros hijos que hay que dar amor", añade Emma Thompson.

Más sobre: