Tom Cruise y Penélope Cruz, el final de un romance de película

"Siempre me pareció un gran intérprete, con mucha personalidad, pero no sabía como era de verdad. Al llegar al plató me sorprendió sus sentido del humor. Es muy inteligente y divertido. Tiene algo que le hace especial", decía hace un tiempo Penélope Cruz al recordar su encuentro con Tom Cruise en el set de la película Vanilla Sky en el otoño de 2000. Entonces, el matrimonio de diez años del actor con Nicole Kdiman tocaba fondo y ese mismo diciembre, se hacía pública la ruptura de la pareja. Pero el romance entre el actor más poderoso de Hollywood y la bella actriz española, a quien la prensa acusó de ser la causante de la ruptura, no se inició allí. Una vez finalizado el rodaje de Vanilla Sky, Tom se puso a las órdenes de Steven Spielberg en Minority Report y Penélope a las de Agustín Diaz Yanes, aunque no perdieron el contacto.

"Pasamos mucho tiempo hablando. Después nuestra relación evolucionó, nos dimos cuenta de que estábamos bien juntos y empezamos a salir", decía entonces Tom Cruise al recordar el inicio del noviazgo, que se hizo oficial el 6 de julio de 2001, en la fiesta de su 39 cumpleaños y que fue confirmado poco después por Penélope a través de un comunicado remitido por su oficina de representación en Madrid: "Ante la especulación sobre la relación entre Penélope Cruz y Tom Cruise, confirmamos que están saliendo desde que se encontraron en la fiesta de celebración del cumpleaños de Tom Cruise, el día 6 de julio".

El 13 de agosto la pareja apareció por primera vez en un acto público y cogidos de la mano. La cita fue en el cine Beverly Hills de Los Ángeles donde se celebraba la premiere en Estados Unidos de la película La mandolina del capitán Corelli, protagonizada por Penélope y Nicolas Cage; y allí la pareja más de moda en Hollywood recorrió la alfombra roja dedicándose tiernas miradas.
Y el amor que había comenzado en la ficción traspasó la gran pantalla y se convirtió en real.

Más sobre: