Tom Cruise y Penélope Cruz, el final de un romance de película

Tom Cruise y Penélope Cruz han puesto fin a tres años de noviazgo. La pareja, que en los últimos meses pasó largas temporadas separada atendiendo a sus diversos compromisos profesionales "rompió a finales de enero amistosamente", ha confirmado, según varios medios internacionales, Lee Anne DeVette, la hermana del actor que hace unas semanas se convirtió también en su publicista después de que este diese por finalizado su contrato laboral con su relaciones públicas de toda la vida, la todopoderosa Pat Kingsley de la agencia PMK por desavenencias que no se han dado a conocer.

La noticia también ha sido confirmada por Penélope Cruz a través de su portavoz, Robert Garlock quien comentó a la revista People que no hay terceras personas involucradas en la decisión y que "ambos siguen siendo buenos amigos". Tampoco ha sido motivo de la ruptura que la actriz española no quisiera finalmente entrar en la iglesia de la Cienciología ("aunque ella ha asistido a los cursos y le han parecido beneficiosos", ha dicho Garlock), creencia que profesa el protagonista de Misión Imposible.

Un romance salpicado por los continuos rumores de ruptura
Con su ruptura, Penélope Cruz y Tom Cruise han puesto punto y final a un romance de película que se inició en el rodaje de Vanilla Sky y que traspasó la gran pantalla: un amor que les convirtió en ‘la pareja de Hollywood’ y que ha llenado la portadas de la prensa mundial.

Un amor sin embargo, que por estar siempre en el ojo del huracán, no ha escapado de los continuos rumores de crisis y distanciamiento, un amor que tampoco conquistó a los más escépticos, convencidos estos de que más que una relación real se trataba de una artimaña promocional. Pero durante los últimos tres años, Tom y Penélope, han paseado felices por las alfombras rojas de medio mundo ajenos a las continuas especulaciones vertidas sobre ellos, e incluso distanciados por motivos de trabajo (quizá esta la razón ahora de su ruptura) no han puesto fronteras a su noviazgo reuniéndose en cualquier ciudad, país o estado para pasar unas horas juntos. Así Penélope visitó a Tom en varias ocasiones durante la estancia de este en Nueva Zelanda para rodar El último samurai y el pasado verano, Tom apareció en Roma de sorpresa para consolar a Penélope -rodaba allí No te muevas- por la muerte de su abuela.

Más sobre

Regístrate para comentar