Entrevista con Dafne Fernández, de 'Un paso adelante'

Aparte de tu trabajo, tus estudios y tu familia, ¿qué despierta tu interés?
Me gusta conocer a personas que me aporten cosas nuevas, personas de culturas diferentes, me gusta la historia, aunque principalmente creo que el pilar que mueve mi vida es el amor. Aunque ahora mismo no estoy enamorada, pero presiento que cuando alguien tenga mi corazón va a manejar mi cuerpo. Eso es seguro, me guiaré por él.

¿Crees que serías capaz de dejarlo todo por el hombre de tu vida?
No creo, pues el amor y el trabajo es lo más importante en mi vida, pero no sé trataría de compatibilizarlo, aunque nunca se sabe, tendría que estar en la situación.

¿Entonces, no estás enamorada?
No, pero soy muy pasional y muy soñadora y no estoy cerrada al amor, pero bueno no ha llegado el hombre de mi vida.

¿Y cómo es el hombre ideal de Dafne Fernández?
Debe tener un gran corazón que te haga sentir como una reina, que te haga reír, que te haga sentir especial. Para mí es lo más importante. Que te haga pensar en él.

Y una chica tan guapa como tú, cómo es posible que no haya encontrado el amor? O es que piensas que eres demasiado joven todavía?
No, pero es que cuando encuentre al chico de mi vida quiero dedicarle todo el tiempo a él y eso ahora no es posible, porque estoy muy centrada en mi trabajo. De momento no quiero nada.

¿Qué más valoras en la vida?
Valoro las personas y me he dado cuenta de que cuando te paras a pensar los amigos que verdaderamente tienes puedes contarlos con muy pocos dedos de la mano. Valoro que la gente esté ahí en los momentos buenos y en los malos. Por eso, quiero tanto a mi familia y es tan importante para mí, porque sé que siempre van a estar conmigo.
Cuando te haces popular te salen amigos por todas partes y gente que antes ni te saludaba te llama y te saluda efusivamente, pero bueno yo sé que los verdaderos amigos son los que están siempre ahí pase lo que pase y esos son pocos.

Algo que tienes pendiente y que aún no te has atrevido a hacer
No sé, no me gustaría morirme sin hacer un musical, sin enamorarme por supuesto, sin haberme tirado con un paracaídas, porque aunque tenga una imagen de niña buena, soy bastante loca. Mi madre me ha enseñado desde muy pequeña que sólo tienes una vida y hay que aprovecharla al máximo. No te puedes luego arrepentir de no haber hecho algo que te apetecía. Y eso me apetece mucho, así es que algún día lo haré. Tengo ganas de sentir la sensación de volar.

Más sobre: